Todo empezó el año 1952, cuando Joaquín Santiago Calvo (mi padre) se embarcó en el difícil mundo de la talla y el grabado en cristal. Trabajando en la mayoría de los talleres que por aquel entonces existían en Madrid y aprendiendo lo mejor de sus maestros, llegó a ser el jefe de muchos de ellos, enseñando el oficio a gran cantidad de oficiales de primera que existen en la actualidad.

Todo esto dio un cambio brusco cuando decidió instalarse en Pinillos de Polendos hace 24 años.
Desde entonces todos los trabajos empiezan a ser auténticas piezas únicas salidas de las manos de un enamorado de la talla y el grabado en cristal. Mi hermano (Joaquín Santiago Abad) y yo empezamos a recoger todo lo que él sabía y salía de sus manos: nos enseñó todas las técnicas de un oficio en la actualidad casi extinguido, el grabado con muela sobre cristal.

Toda su técnica y la experiencia que da el día a día la trasladamos a todos nuestros trabajos en cristalerías, juegos de bar, espejos, escudos heráldicos, ánforas, tibores, trabajos de cualquier índole dentro del grabado y talla en cristal, reproducciones de grabados antiguos, iniciales grabadas a la muela, monumentos, animales... todo lo que se quiera plasmar en cristal.


PayPal